Pastel de almendras con zanahoria

Qué ilusión cuando llegan los cumpleaños, es la excusa perfecta para dejar los libros a parte y poder invadir la cocina, pero la verdad es que cualquier escusa es buena para conectar la batidora.

Esta vez he querido probar un nuevo pastel, muy simple. Pastel de almendras con zanahoria. La razón por la que lo he escogido es porque no lleva gluten y así todos mis amigos podían comerlo. Además, después de pasarnos todo el fin de semana en un congreso comiendo a base de bocadillos, una acaba bastante harta del pan y en vez de persona, en el espejo acabas viendo una espiga de trigo con abrigo.

El resultado ha sido mejor de lo que me había imaginado y ha gustado mucho a mis amigos. Qué ilusión cuando he oído: “¡Día a día te superas!”

La textura no es seca del todo, se encuentra entre mazapán y panellet (dulces típicos navideños de Cataluña) debido a los ingredientes utilizados, que no son secos del todo.

Después de este rollazo, os dejo con la receta del pastelito y espero que os animéis a poneros el delantal y ensuciar la cocina, que si se mantiene siempre limpia e intocable es aburrida ;).

Bon Profit!

– Cris –

Ingredientes:

  • 5 huevos*
  • 250gr azúcar (si utilizas azúcar moreno ten en cuenta que hay clases que llevan melaza y son más dulces que el blanco, así que deberías echar menos)
  •  300gr de zanahoria rallada
  • 300 gr de almendra molida (o 250 de almendra molida y 50g de harina)
  • 1 Limón Ecológico** (se necesita piel y jugo)
  • 1/2 vasito de ron o cognac (el cognac le dá más sabor)
  • Canela al gusto
  • Pizca de sal
  • Coco seco En láminas o rallado (al gusto)
  • Almendras (opcional)
  • Azúcar Lustre / glass (opcional, para los más glosos)

*Preferentemente los huevos deberían ir marcados con un 0 de primer número en el grabado (el número indica cómo han sido criadas las gallinas).

**El limón debería ser ecológico porque al utilizar la piel, queremos evitar comernos ceras y/o pesticidas.

Pastel de almendras y zanahoria

Procedimiento:

  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Separar las claras de las yemas.
  3. Mezclar el azúcar con las yemas y batir hasta que quede una textura y color de pomada
  4. Ir montando las claras a punto de nieve con la batidora y una pizca de sal (si lo haces a mano, ves cambiando de brazo para evitar que los músculos te queden desproporcionados :D).
  5. Mientras se montan las claras, añadir a la “pomada” de yemas y azúcar: zanahoria rallada, piel de limón rallada finita, jugo de limón, almendra molida (y harina si se utiliza), ron o cognac y canela (no echar demasiada, potencia mucho el sabor). Mezclar todo hasta que quede una masa uniforme, no te preocupes por los hilitos de zanahoria.
  6. Engrasar un molde o cubrirlo con papel vegetal. Ten en cuenta que el pastel no va a subir o lo hará muy muy poco, pero procura que no sea muy grueso.
  7. Cuando las claras ya estén montadas, añádelas a cucharadas a la mezcla de los demás ingredientes, poco a poco y sin batir, simplemente se pone una cucharada de “nieve” y se cubre con la otra masa. Este paso debe realizarse con mucho amor, de este modo el pastel quedará más esponjoso y lo que queremos es que las claras montadas fluyan en la masa como pequeñas nubes, no destrozar el magnifico trabajo de nuestra batidora y que se conviertan en líquido.
  8. Una vez ya tengas toda la mezcla más o menos homogénea, puedes verterla en el molde y, si el horno ya está caliente (debería), introducir el pastel y dejarlo cocer. Mi pastel me quedó con un grosor de entre 1 y 2 dedos y lo dejé unos 30 minutos aproximadamente, pero siempre puedes utilizar el truco del palillo o, lo que también es efectivo es esperar a que la parte superior del pastel está doradita, sin quemar, y los bordes se vean tostados (puede que tengas suerte y hasta los veas despegados del molde, depende del material).
  9. Cuando ya esté cocido, déjalo enfriar y luego puedes decorarlo con coco y almendras enteras, si te gusta mucho el dulce también puedes espolvorear azúcar lustre y si lo haces con una plantilla de conejito o zanahoria, va a quedar divertido.

Variaciones: si a tus invitados y a ti os gusta el coco, se puede añadir coco rallado a la masa.

Pastel de almendras y zanahoria 2

Pastel de almendras con zanahoria
Guardado en Cris, Postres, Verdura

Vota y Comenta 0 Respuestas

Pastel de almendras con zanahoria

Tu Información