New York Cheesecake

New York Cheesecake… ¿quién no ha probado jamás esta delicia? La cocina americana puede ser más o menos de tu agrado, más o menos saludable… Pero algo debe tener este postre que hace que lo encontremos en la carta de la mayoría de restaurantes.

 New York Cheesecake

Existen muchas recetas de cheesecake: horneadas, sin hornear, con frutas, aromatizadas… Si bien el más conocido, gracias a algunas cadenas de restauración es precisamente éste, el New York Cheesecake, hay otros países como China o Alemania que tienen su propio y suculento tipo de tarta de queso.

Ello (para la alegría de los amantes incondicionales del cheesecake) significa que éste, no va a ser, ni mucho menos, el último post que os rete a poneros “manos en el queso”.

Debo confesaros que, en cuanto a sabor, esta tarta es la mejor que he probado. Y os aseguro que soy altamente crítica. Sin embargo, no me quedó del todo cuajada por el centro. Ello me hizo recordar que se trata de un postre muy “pillín”, que necesita especial atención y que queda distinto en cada horno. Por ello, los tiempos de cocción varían dependiendo de distintos factores: si tienes ventilador o no, si tu horno se enfría muy rápido, etc.

Así que os recomiendo que sigáis con atención los pasos que os expongo a continuación!

 

Dificultad: Media

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 – 60 minutos

Tiempo para que enfríe: mínimo 4 horas – Lo ideal es que hagas esta tarta de un día para otro.

 

Enjoy your Cheesecake!

Nat

New York Cheesecake

Ingredientes:

Para la base

  • 1 paquete de galletas (yo usé Galleta María, aunque también queda muy bien con Digestive)
  • 80 g mantequilla

Para el relleno

  • 900 g queso crema (tipo philadelphia, quark…)
  • 200 ml de nata fresca. No nata líquida para cocinar (o de yogur cremoso, tipo Griego)
  • 250 g azúcar
  • 3 huevos
  • zumo de ½ limón
  • 3 cucharadas de harina para repostería
  • medio bote de mermelada de fresa
  • 70 ml de agua mineral

Para la cobertura

  • 200 ml de agua mineral
  • medio bote de mermelada de fresa
  • 1 cucharadita de agar agar
  • el zumo de medio limón
  • fresas enteras para decorar

 

Procedimiento:

  1. Precalienta tu horno a 200ºC

Para la base

  1. Tritura las galletas con la ayuda de un robot de cocina. Si no tienes (como yo) coloca las galletas en una bolsa y golpéalas con un rodillo para obtener un polvo fino.
  2. Funde la mantequilla al microondas durante 30 segundos y viértela sobre la galleta triturada. Consigue que se mezclen ambos ingredientes hasta que consigas una textura como de arena mojada.
  3. Coloca un molde desmoldable encima de una bandeja de horno y úntalo con mantequilla.
  4. Consigue tu base de galleta presionando la mezcla de galleta y mantequilla sobre la base y las paredes del molde.
  5. Si puedes, deja el molde con la base de galleta en la nevera o en el congelador, mientras preparas el relleno.

 

Para el relleno

  1. En un cuenco a parte, introduce el queso y bátelo con la ayuda de unas varillas para que consiga una textura más ligera.
  2. Añádele la nata (o yogur), el azúcar, el zumo de ½ limón y la harina. Remueve suavemente hasta que todos los ingredientes formen un solo compuesto sin grumos.
  3. Incorpora los huevos, uno a uno, uniéndolos con el resto de ingredientes con cuidado (lo mejor es que uses una espátula). Es importante que no batas muy rápido para que la mezcla no coja aire.
  4. Por separado, mezcla la mermelada con agua y así conseguirás que la confitura obtenga una textura más líquida.
  5. Rellena el molde con la mezcla de queso, hasta la mitad.
  6. Añádele la mermelada “líquida” y, con la ayuda de un palillo, un tenedor (o lo que tengas a mano) distribúyela por toda la mezcla (como en la foto)
  7. Acaba de añadir la mezcla de queso al molde.
  8. Hornea tu tarta a 200ºC durante 10 – 20 minutos, hasta que esté un poco dorada por la parte de arriba.
  9. Baja el horno a una temperatura de 90ºC y deja que cueza entre 30 y 45 minutos*.
  10. Apaga el horno y deja que la tarta se acabe de cocer con la temperatura del mismo, hasta que se enfríe por completo. Es importante que no abras la puerta del horno en ningún momento.
  11. Saca la tarta del horno y, deja que se enfríe en el molde hasta que esté temperatura ambiente.

(*) Los tiempos de cocción pueden variar dependiendo de tu horno. Lo mejor será que, pasados 30 minutos (a 90ºC) pinches el centro con un palillo. Puedes apagar el horno cuando el palillo salga ligeramente impregnado de masa. Lo importante es que no salga recubierto de ella, como  si fuera yogur.

Relleno Cheesecake

Mermelada para el relleno

 

Para la cobertura

Puedes usar mermelada o conseguir tu mismo un puré de fresa. Simplemente tritura 200 g de fresas con azúcar al gusto. El resto del procedimiento es el mismo.

  1. Mientras se enfría la tarta, introduce la mermelada, el agua y el zumo de limón en un cazo a fuego fuerte.
  2. Corta las fresas frescas del modo que más te guste y colócalas sobre la tarta, para decorar.
  3. Cuando esté a punto de hervir, añádele la cucharadita de agar agar.
  4. Es importante que el agar agar hierva durante 1 minuto.
  5. Retira el líquido de fresa del fuego y viértelo sobre tu tarta.

IMG_1931

 

Para terminar, introduce la tarta (todavía dentro del molde) en la nevera, y deja que enfríe durante, como mínimo 4 horas.

 

New York Cheesecake

New York Cheesecake
Guardado en Nat, Postres

Etiquetas: , , , , , ,

Vota y Comenta 6 Respuestas

New York Cheesecake

Tu Información

  1. ROSA MARIA ARIMANY Responder

    Nenes, m’encanta el vostre blog! Les receptes, les fotos, els comentaris… L’estoneta que passo mirant-me’l és un regal! Gràcies cracks!

  2. Uau!!! Té una pinta increïble! Crec que el dia d’estudi no podia acabar millor! Quines ganes de provar-la 😛

  3. Te una pinta brutaaal! el fare aquet cap de setmana que tinc un sopar amb les amigues 🙂
    el que volia fer-vos una pregunta, el agar agar que és i on el puc comprar? Moltissimes gràcies!

    • Hola Marina! Moltes gràcies pel teu comentari!! Sobretot, ja ens explicaràs quin ha estat el resultat després d’aquest cap de setmana.
      L’agar-agar és una alga que té propietats gelificants. A diferència de la cua de peix (el gelificant tradicional), l’agar agar cal que es dilueixi amb un líquid i que bulli durant 60 segons per tal que s’activi. El pots comprar als herbolaris o als supermercats d’algunes grans superfícies on hi tinguin supermercat. Jo el vaig comprar a El Corte Inglés. Per més informació sobre l’agar agar i com fer-lo servir, et deixo aquest link: http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/consejos-practicos-para-usar-agar-agar-en-casa

      Hola Marina! Muchas gracias por tu comentario! Acuérdate de contarnos cuál ha sido el resultado de tu cheesecake tras este fin de semana.
      El agar agar es una alga con propiedades gelificantes. A diferencia de la cola de pescado (el gelificante “tradicional”), el agar agar necesita diluirse con un líquido y hervir durante 60 segundos. Se puede comprar en herbolarios o en los supermercados de grandes superfícies. Yo compré el mío en El Corte Inglés. Para más información de qué es el agar agar y cómo utilizarlo, te dejo este link: http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/consejos-practicos-para-usar-agar-agar-en-casa

      Espero que el disfrutis!!
      Nat

  4. Quina bona pinta nena 🙂 Ahir en vaig menjar un boníssim i ara tinc “mono” que Cheesecake. Si m’animo aquesta tarda en faig un 🙂