Horchata de chufa

Horchata de chufa

Hola a todos! Por fin he encontrado un huequecito para poder volver a compartir un momento, muy refrescante, con vosotros.

Con la entrada inminente del verano llegan las ganas de llenarse el estómago de platos y bebidas refrescantes. De aquellas recetas que nos transportan a la infancia y a las largas tardes paseando por la playa o charlando con los amigos en una bonita terraza.
Muchos son los platos que me transportan a esos maravillosos momentos que cada año espero con impaciencia para que se vuelvan a repetir… Algunos de ellos como la limonada casera o el tartar de salmón, ya he tenido ocasión de compartirlos con vosotros. Pero, como os podéis imaginar, la lista es bastante más larga.

Horchata de chufa

Sin embargo, hay una bebida que me vuelve absolutamente loca, sin la que no puedo pasar un verano y que es mi absoluta perdición. Sí, mi inseparable amiga, la horchata de chufa. Me muero por ella durante todo el año y, aunque cada vez la podemos encontrar en más heladerías también durante el invierno… el placer de beber el primer vaso de horchata de chufa helada bajo el sol de junio, no tiene precio.

Pero tengo malas noticias… donde vivo ahora, no encuentro ninguna horchata de chufa que me haga sentir esas cosquillas en el estómago de estar viviendo un momento mágico (sí, la horchata de chufa y yo tenemos una relación muy pero que muy especial).

Por supuesto, como buena horchatera, soy incapaz de ingerir el mínimo sorbo de las bebidas que encontramos en los supermercados bajo la denominación “horchata de chufa”… Sinceramente, de horchata eso no tiene ni el olor…

Así que… si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña… Et voilà! Horchata de chufa casera.

Horchata de chufa

No os podéis imaginar lo fácil de hacer que es y menos aún el placer que supone tenerla siempre a mano! Espero que os animéis a hacerla en casa y compartirla con todos vuestros amigos. Pues una buena horchata de chufa siempre es mejor con buena compañía (y una bola de helado de jijona!).

Ingredientes (para 1 litro):

  • 300 gramos de chufa
  • 700 ml de agua
  • 150 gramos de azúcar
  • 200 gramos de cubitos de hielo (o más, depende de si la quieres más granizada)
  • Opcional: ralladura de un limón y canela al gusto
  • Malla especial para filtrar o una media

Horchata de chufa

Procedimiento:

  1. Lava muy bien las chufas e hidrátalas con agua durante 10 horas, o hasta que estén bien hinchadas (a veces puede tardar hasta 24 horas). Cambia el agua cada 3 horas, si puedes.
  2. Tritura las chufas hasta que queden bien finas. En este momento, si quieres, puedes añadirle la ralladura de un limón y un poco de canela, si te gusta, y triturar bien.
  3. Añade el agua a la pasta de chufa y mezcla con la batidora o trituradora durante un minuto y medio.
  4. Vierte la mezcla sobre un bol, colándola por la malla, apretando bien con las manos para asegurarte que se filtra todo el líquido.
  5. Limpia bien la batidora y vuelve a incorporar el agua de chufa que has conseguido. Añade el azúcar y el hielo y tritura durante 1 minutos más.
  6. Reserva tu horchata en la nevera. Mejor que no sea en la puerta, pues la conservación será más corta (La horchata de chufa se conserva entre 24 y 48h en frío).

Coloca la horchata de chufa en una jarra o recipiente que puedas agitar, pues los sedimentos de chufa (lo más bueno) suelen depositarse en el fondo y deberás agitarla o removerla bien antes de servir.

Horchata de chufa
Guardado en Bebidas, Nat, Para llevar, Postres, Recetas, Sin gluten, Sin Lactosa, Vegetariano

Etiquetas: , , ,

Vota y Comenta 2 Respuestas

Horchata de chufa

Tu Información

  1. Ahir no t’ho vaig dir, però m’encanta l’orxata i jo tb la trobo molt a faltar :)

  2. Genial Natalia,
    genial y tradicional a la vez. Cada vez se ven menos los tradicionales puestos de Madrid donde la gente podía refrescarse en pleno verano tomando una horchata o un agua de cebada…

    Que buenos tiempos aquellos.

    Un abrazo.