Croquetas Fondue

Croquetas Fondue

Debo confesarlo…el queso me vuelve absolutamente loca. Me gusta cualquier tipo de queso, pero como más fuerte sea su sabor, más incondicionalmente enamorada estaré de él. Hoy quiero compartir con vosotros una manera de comer queso que no se limite a: daditos en la ensalada, dentro de un bocadillo, gratinado encima de los macarrones o, simplemente, encima de un plato solo como la una.

Croquetas Fondue

La receta de hoy, la he bautizado como Croquetas Fondue (y me he quedado tan ancha). ¿Por qué? Existen muchas variedades de fondue, pero una de las más típicas es la que consiste en derretir queso e ir mojando daditos de pan en el mismo. Estas croquetas tienen en su interior un delicioso corazón de queso de cabra fundido y, como todas las croquetas (por lo menos las que nos hacen nuestras abuelas), se rebozan en pan rallado. Así que… ¡Estamos ante una Fondue invertida!

Bueno, bueno… estas croquetas están para pedirles matrimonio, en serio. Lo mejor de esta receta: su sabor, para muchos inesperado; lo fáciles y rápidas que son; no se tiene que hacer ninguna bechamel y las puedes congelar sin problema.

Croquetas Fondue

Es, definitivamente, uno de esos “signature dish” o platos que definen a un buen foodie… hasta que, como por arte de magia, las croquetas se han esfumado del plato!

Animaos a probarlas! Y si preferís otra versión con un queso distinto al rulo de cabra, aseguraos de que se trata de un queso que se funde con facilidad y medianamente graso para que recupere la consistencia al enfriar.

Ingredientes (20 croquetas de 3 x 3 cm)

  • 400 g de rulo de cabra
  • 1/2 cebolla grande muy picada
  • 2 lonchas de lomo de cerdo ibérico
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 5 cucharadas soperas de miel
  • sal
  • 2 huevos
  • 250 g de pan rallado
  • Aceite para freír las croquetas

Croquetas Fondue

La pasta de las croquetas:

  1. Pica media cebolla grande muy pequeñita. Pon una sartén a calentar a fuego medio en el fuego.
  2. Cuando la sartén esté caliente, añádele una cucharada de mantequilla y deja que se funda. Añade la cebolla picada a la sartén y deja que se dore durante 2 minutos (remueve para que no se queme). Baja un poco el fuego y deja que se cocine durante 3 minutos más.
  3. Mientras se acaba de cocinar tu cebolla, pica en trocitos muy, muy pequeños el lomo de cerdo.
  4. Sube el fuego a potencia media y añade el lomo junto a la cebolla. Añádele un poco de sal y deja que se cocine durante uno o dos minutos (al estar cortado tan pequeño, se cocina muy rápido).
  5. Baja el fuego a potencia mínima (vitrocerámica/inducción: potencia 3).
  6. Trocea (o parte) el rulo de cabra en trozos no muy pequeños e incorpóralos a la sartén. Espera a que se funda por completo y se integre con el resto de ingredientes. Puedes ayudar a que este proceso se acelere, removiendo la mezcla con la ayuda de una espátula.
  7. Cuando el queso esté completamente fundido (no adquiere una textura líquida sino más bien densa), añádele 5 cucharadas de miel y remueve con una espátula.
  8. En una fuente cuadrara o en una bandeja de horno previamente cubierta con papel transparente, esparce la pasta de las croquetas para que se enfríen. Ten en cuenta que estas croquetas no tienen que ser muy delgadas, así que asegúrate de que al esparcir la pasta consigues que tenga el grosor de 1 dedo (por ello es mejor no usar fuentes muy grandes. Usa una fuente de unos 20 x 40 cm aprox).
  9. Deja que la pasta se enfríe a temperatura ambiente durante 15 minutos y después métela en la nevera durante 1 hora y media, mínimo, para que se endurezca y puedas trabajar fácilmente con ella.

Croquetas Fondue

Dar forma y freír las croquetas

  1. Con la pasta sobre la fuente o placa, corta cuadrados del tamaño que quieras (el tamaño ideal es de unos 3 x 3 cm). Si quieres, también puedes usar moldes para cortar galletas, como hice yo, para obtener esta forma redonda.
  2. En un plato hondo, bate 2 huevos. En otro plato, coloca el pan rallado
  3. Pasa cada cuadrado de pasta de croqueta por el huevo y rebózalo en el pan rallado. Debes repetir este proceso 2 o 3 veces para que, cuando frías la croqueta, no se te escape el queso fundido del centro.
  4. Cuando hayas acabado de rebozar tus croquetas, coloca una sartén en el fuego. Llénala de aceite (de oliva o vegetal) hasta la mitad. Calienta el aceite a fuego medio – alto.
  5. Cuando el aceite esté caliente, baja la potencia del fuego a potencia media. Coloca tus croquetas a freír. Dóralas por ambos lados. Si ves que se te escapa el queso, tienes dos opciones: 1) Rebozar con una capa más el resto de croquetas que te quedan por freír 2) bajar la potencia del fuego para que el pan se dore progresivamente y no se agriete
  6. Coloca las croquetas en un plato cubierto con papel de cocina para que absorva el aceite.

Puedes congelar la pasta de estas croquetas sin problema. Pero no las congeles rebozadas en el pan rallado, sino se quedará acuoso. Asegúrate de que las separas bien unas de las otras con papel transparente.

Croquetas Fondue
Guardado en Entrantes, Nat

Etiquetas: , , , , , ,

Vota y Comenta 1 Respuestas

Croquetas Fondue

Tu Información

  1. He tenido el gran placer de probar estas delicias de queso…y como gran amante del queso que soy les doy un diez!!!que maravilla…sentir como el queso de cabra fundido se te deshace en la boca con un toque dulce de miel no tiene precio!!. Me parece un plato estrella tanto de entrante como de plato principal acompañado con alguna guarnición.Enhorabuena Natalia!! :)